ActualidadCulturaDesarrollo humano

Planificación familiar, un desafío para empoderar a las mujeres y contribuir al desarrollo

En el Día Mundial de la Población les compartimos unas imágenes para reflexionar sobre la importancia de tener conciencia sobre una buena planificación familiar, y de facilitar a las mujeres información valiosa relacionados con la salud reproductiva.

La experiencia recorriendo innumerables mercados urbanos en casi todas las capitales de América Latina, nos enseñó una postal que se repite en cada una de ellas. Mujeres compartiendo espacios de trabajo con niños y niñas que sin dudas no deberían estar allí.

No escapa a nuestro entendimiento que además de representar una problemática cultural, gran parte de la solución a este conflicto esta relacionado con que las autoridades responsables consigan brindar mejoras sustanciales de desarrollo a un grupo enorme de la sociedad. En tiempos donde la pandemia está pegando fuerte en todo el planeta, el dilema entre salud y economía está en boca de todos.

Como si fueran dos caminos paralelos que aparentemente no se tocan, el punto de inicio de ambos conflictos para encontrar soluciones debería ser el mismo. Sin embargo también consideramos importante compartir una serie de estándares que todos y todas deberíamos conocer. Puntos esenciales desde donde ejercer el derecho a una planificación familiar.

  • Sin discriminación: La información y los servicios de planificación familiar no deben restringirse por motivos de raza, sexo, idioma, religión, afiliación política, origen nacional, edad, situación económica, lugar de residencia, discapacidad o estado civil.
  • Disponibilidad:La información y los métodos anticonceptivos deben estar disponibles en cantidad y variedad suficiente para todos.
  • Accessibilidad: Los países deben garantizar que los productos y servicios de planificación familiar sean accesibles físicamente y asequibles para todos.
  • Aceptabilidad:La información y servicios de métodos anticonceptivos deben proporcionarse de manera digna, respetando tanto la ética médica moderna como la cultura de las personas que reciben atención.
  • Calidad: La información sobre planificación familiar debe comunicarse claramente y ser científicamente precisa.
  • Toma de decisiones: La asesoría integral en materia de reproducción permite que cada persona tome decisiones con la información necesaria, de forma independiente, sin presiones, coerción o tergiversación y rechaza opciones inapropiadas.
  • Privacidad y confidencialidad: Todas las personas deben disfrutar del derecho a la privacidad cuando buscan información y servicios de planificación familiar.
  • Participación:Los países tienen la obligación de garantizar la participación activa e informada de las personas en las decisiones que los afectan, incluidos los problemas de salud.
  • Responsabilidad: Los sistemas de salud, los sistemas educativos, los líderes y los legisladores son responsables de los esfuerzos para hacer realidad el derecho humano a la planificación familiar.

De acuerdo con el Fondo de Población de la ONU (UNFPA), el acceso voluntario a métodos seguros de planificación familiar es un derecho humano y es clave para alcanzar la igualdad de género y el fortalecimiento de las mujeres.

Es también un elemento vital para erradicar la pobreza ya que las inversiones en planificación familiar generan beneficios económicos y contribuyen al desarrollo.

Fuente
Fotografías cortesía de photowalker.org
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar